En este momento estás viendo La Ronquina: un producto natural anticaída que sí funciona.

La Ronquina: un producto natural anticaída que sí funciona.

La Ronquina es un producto que no me canso de recomendar por una sencilla razón: funciona. Aunque más adelante hablaremos más en profundidad, la Ronquina es un tónico capilar natural hecho con romero y quina que ayuda a fortalecer el cabello y recuperar la salud capilar. Este artículo está totalmente dedicado a este producto que, aunque no es mágico, da resultados.

¿Qué hace la ronquina en el cabello?

¿Qué puedo hacer para que no se me caiga el cabello? El cabello tiene un ciclo natural en el cual crece aproximadamente 1 cm por mes hasta que deja de hacerlo, se debilita y cae. Aunque todos perdemos cabellos diariamente, estos son repuestos naturalmente y así se mantiene el volumen.

Pero bien sabemos que no siempre es así. Varios factores afectan la generación de nuevos cabellos,siendo las causas hormonales las más comunes. En los hombres la hormona dihidrotetosterona es la principal culpable de este problema que conocemos como alopecia.

La Ronquina estimula la circulación del cuero cabelludo, hace más fuerte la raíz, es un potenciador de crecimiento y elimina la caspa.

Entre las vitaminas que aporta al organismo se encuentran la A, B2,B3 y C. La acción de estas vitaminas ha demostrado ser especialmente útil para evitar la caída estacional del pelo, incrementar la densidad de este y controla la cantidad de grasa del cabello. 

Pero, ¿por qué es tan recomendable la Ronquina? ¿Qué contiene esta sustancia que parece un remedio santo para el pelo?

¿Qué es la Ronquina? 

Los dos protagonistas de este maravilloso producto son: el romero y la quina.

El Romero ha sido usado por generaciones que lo agregaban a los champú para que obtuviese una sensación de frescor. Además de esta agradable sensación, el romero en la ronquina también aporta propiedades antiinflamatorias y de mejoría circulatoria desde tiempos de griegos y romanos. 

La Quina es un producto proveniente de Latinoamérica fue usado por siglos como antiséptico y antibiótico. 

Todas estas propiedades están presentes en la Ronquina de manera natural. Precisamente por esto, sus efectos dependen de la constancia, pero son duraderos y probados.

No por gusto la recomiendo tanto. He visto sus efectos positivos en los clientes. Cómo ya dije en este otro artículo donde hablo de lo útil que resulta para mantener sanas las canas; lo que me gusta más de este producto es que al usarse recuerda las barberías de toda la vida.

¿Cómo usar la ronquina?

La ronquina puede encontrarse en el mercado en 3 variantes: como tónico, como champú y como loción.

Todos son igual de efectivos y existen muchas variantes. Usa la que más se relacione con tu rutina diaria. Yo te voy a recomendar las que uso en El Barbero de la Habana con mis clientes. Nunca me han defraudado.

Crusellas Ronquina – Tónico capilar quina y romero.

Este tónico fue desarrollado fundamentalmente para cabellos masculinos. Especial para cabellos grasos y con resultados visibles muy rápidos.

Ver en Amazon.

Sir Fausto – Champú Ronquina.

Otro producto para evitar la caída del pelo en hombres. Muy efectivo al usarse con un acondicionador que se ajuste a las necesidades de tu cabello. Es de las pocas opciones dentro del mercado.

Ver en Amazon.

Crusellas – Ronquina Extra Superior Anticaída

Una loción que al no tener la rama de romero dentro su olor es más atenuado, para aquellos que desean un aroma sutil. Pero no te dejes engañar este producto es tan efectivo como todos sus “hermanos”. 

Ver en Amazon

Como puedes ver he escogido mostrarte dos productos de la marca Crusellas. Esto no es casual. Dicha marca surgió en Cuba, mi tierra, en 1863. Para que tengas una idea desde cuando este producto está ayudando a personas que luchan contra la caída del cabello y la pérdida del volumen del pelo.

Recuerda que puedes obtener todos estos productos en los enlaces que te brindo y cualquier duda siempre me puedes preguntar.

Siempre a tu disposición y AL SON DE LAS TIJERAS.

Deja una respuesta